La tecnología a tu alcance

Hace ya 3 meses, Microsoft lanzó una importante actualización llamada October 2018 Update, que traía múltiples nuevas funciones que ayudaban a Windows 10 a mejorar estéticamente y funcionalmente, pero también traía problemas en ciertos equipos, como la clásica pantalla azul.

Unos pocos días después de la actualización de Windows, se reconocieron algunos errores como los que causaban la pérdida de archivos personales o la pantalla azul, por lo que se bloqueó a algunos dispositivos incompatibles tanto en hardware como en software para que no recibieran la actualización hasta que todo se solucionara.

Días después de la primera actualización de October 2018 Update, se siguieron lanzando nuevas versiones para solucionar todos los problemas existentes y permitir que todos o casi todos los dispositivos tengan acceso, pero cada vez que arreglaban algo, 2 problemas más se encontraban.

Finalmente, ya se pudieron solucionar todos o la mayoría de los problemas conocidos que eran provocados por la última actualización de octubre, permitiendo que casi todos los dispositivos que tengan Windows 10 puedan actualizarse a la nueva update de octubre de este sistema operativo.

Si no tienes todavía la nueva actualización, fíjate si te ha llegado la invitación para que tu equipo actualice el sistema de Windows 10 a la última versión dirigiéndote a Inicio > Configuración >  Actualización y seguridad > Windows Update y da click en el botón que dice Buscar actualizaciones. Luego espera un momento y deja que descargue la última actualización y disfruta de todas sus nuevas funcionalidades.

flat screen computer monitor turned on

¿Ya pudiste probar la actualización de octubre de 2018? ¿Qué te pareció? ¡Dínoslo en los comentarios!