La tecnología a tu alcance

Si fuiste uno de los primeros en probar un dispositivo con Android, la probabilidad de que el dispositivo fuera de la marca HTC es muy alta. Hay que recordar que el primer dispositivo con Android que salió al mercado fue el HTC Dream, hace ya 10 años.

Esto hacía creer que HTC jugó bien sus cartas, y parecía que iba a ser un gigante imbatible en el ecosistema Android. Sin embargo, la llegada de otros potentes fabricantes con interesantes ofertas y las malas estrategias de la compañía, hicieron que este gigante experimentase una caída libre.

HTC continúa sobreviviendo y pasando tiempos difíciles desde hace ya algunos años, y este 2018 no ha sido una excepción. Los dispositivos móviles que han lanzado este año no han destacado entre las distintas ofertas del mercado. No han sabido adaptarse al tipo de demanda actual, y esto sigue pasándole factura.

Google al rescate: compra la división "Powered by HTC"

Después de experimentar a principios de este año sus peores resultados en 13 años, HTC pudo respirar un poco gracias a una inyección de capital proveniente de Google.

Google sign

La gran G compró la división "Powered by HTC" de investigación y desarrollo por 1,1 billones de dólares estadounidenses, en aras de poder incluir el talento de esta división en los dispositivos hardware que Google crea.

Esta inversión permitía a HTC reestructurar el plan de la compañía, además de permitir desarrollar nuevos productos para intentar salir de la situación agónica en la que se encuentran.

Sin embargo, estos intentos han sido fallidos, y la compañía sigue teniendo un futuro incierto dado a sus continuos malos resultados.

Los éxitos actuales de HTC

black corded device on table top

Algo que ha mantenido a la compañía en los últimos años ha sido el kit de realidad virtual HTC Vive. La compañía invierte una gran cantidad de capital en realidad virtual y en IoT (Internet of Things), sus dos principales salvavidas.

HTC también tiene grandes proyectos y ambiciones con la llegada del 5G. Tal vez la llegada de esta nueva tecnología suponga para la compañía el último empujón que necesitaba para volver al mercado como uno de los grandes fabricantes.

Por ahora, lo único que podemos hacer es hacernos la siguiente pregunta: ¿es el nuevo comienzo de HTC o su final definitivo?

¿Tú que piensas? ¡Déjanoslo en los comentarios! 😄