La tecnología a tu alcance

Los bloqueadores de anuncios existen desde ya hace bastante tiempo, y nacieron para hacernos la vida más fácil para navegar por Internet frente a algunas páginas web que abusan de los anuncios, como los pop-ups constantes o tener que esperar 30 segundos para ver un vídeo, ejem, Youtube. Pero ahora está la posibilidad de que ya no podamos usarlos para salvarnos de esos problemas.

Recientemente Google ha publicado el "Manifest V3" conteniendo todos los planes para futuros cambios de Chromium, un motor open-source del que se basan muchos navegadores hoy en día. En el manifiesto se explica el reemplazo de una pequeña API llamada WebRequest que es la base de funcionamiento de la mayoría de los bloqueadores de anuncios como uBlock Origin.

La razón de esto es que la API de WebRequest tiene funciones de bloqueo, y permite que las extensiones filtren el contenido que provienen de terceros o sean anuncios y las bloqueen. Google quiere reemplazarla por una nueva API llamada DeclarativeNetRequest, con ciertas funciones heredadas de la anterior, pero eliminando la opción de bloqueo de contenido por parte de las extensiones.

Según el manifiesto, hay múltiples problemas de seguridad, privacidad y rendimiento en la plataforma de extensiones, y quieren arreglarlo con nuevas medidas para asegurarse que las extensiones no puedan causar ningún daño temporal o permanente en los navegadores y dispositivos de los usuarios, y a la vez permitir que con las nuevas API's las nuevas aplicaciones tengan menos consumo y sean más rápidas.

Las consecuencias de esta acción por parte de Google impactaría en Chromium, el motor que sustenta a Chrome, Opera, el futuro navegador de Microsoft Edge y otros navegadores más que tendrían que implementarlo y dejaría a Firefox como una de las únicas opciones para poder usar extensiones que bloqueen publicidad molesta y tengan una mayor libertad.

uBlock Origin

Al conocerse estas noticias, Raymond Hill, creador de uBlock Origin y uMatrix, dió su opinión hablando sobre que "si esta termina siendo la única forma en que los bloqueadores de contenido pueden cumplir con su deber, significa esencialmente que los dos bloqueadores de contenido que he mantenido durante años, uBlock Origin y uMatrix, ya no pueden existir."


Los verdaderos problemas vienen con que Google no solo se basa de la monetización de Chrome y Android, también lo hace y de una gran manera en las publicidades en páginas web y su propio buscador.

Si bien en el manifiesto se da la excusa de privacidad, hay que reconocer que Google está recolectando datos sobre nuestra actividad constantemente para ofrecernos anuncios más adecuados para nosotros y para otras cosas más que pocos conocerán. Se nos está quitando la posibilidad sin las extensiones de nuestra privacidad ante Google y otros grandes más como Facebook.

Google Ads recoge información sobre tu actividad en Internet para personalizar los anuncios

Por el momento todo está sujeto a discusión y no se implementará hasta en un futuro, debido a que el manifiesto es únicamente una propuesta para futuras versiones de Chromium, y se está esperando para escuchar todas las opiniones de internautas y desarrolladores, aunque estamos amparados por Google en este momento para ver la decisión final.

  • ¿Qué te parece esta decisión por parte de Google? ¡Dínoslo en los comentarios! 😄