La tecnología a tu alcance

Internet nos facilita el poder hacer nuestras compras, pues encontramos lo que queremos sin tener que buscar en varias tiendas hasta encontrar lo que deseamos. Además, gracias a las tiendas online podemos escapar de las molestas colas que se generan al pagar por nuestros artículos. Para realizarlas, casi siempre usamos nuestra tarjeta de crédito.  

En el mercado podemos encontrar muchas marcas, pero destacan VISA y MasterCard, y seguramente poseas una de ellas pero, ¿te has planteado cuál es mejor para tus compras?

Cuando nos decidimos a adquirir algo en Internet, queremos seguridad y aceptación en nuestras compras. En cuanto a aceptación, la preferencia de una marca u otra depende de las empresas y del país en donde te encuentres. De hecho, países como Cuba, Corea del Norte o Somalía no permiten transacciones.

En lo que a seguridad se refiere, ambas marcas cuentan con sistemas de seguridad: Verified by VISA y MasterCard SecureCode. Ambos funcionan en cada compra que llevas a cabo. De hecho, si realizas un pago en otro dispositivo, desde una localización sospechosa o un pago inusualmente caro, tendrás que contactar con la empresa para saber el porqué los algoritmos han detectado algo raro.

Esta seguridad consiste en confirmar tu identidad con tu banco o con tu proveedor de tarjetas de crédito mediante un código, muchas veces recibido en un SMS a tu número telefónico. Ambos sistemas de seguridad utilizan 3-D Secure, nombre que proviene del proceso de autentificación, y usan tres dominios (el del comprador, el del distribuidor y el de interoperabilidad) para transmitir mensajes XML mediante conexiones SSL.

Pero hay una diferencia entre ambas, y es que MasterCard ofrece un servicio que consiste en que si compras un artículo y se rebaja en menos de 60 o 120 días (según tu tipo de tarjeta), puedes reclamar la diferencia hasta un cierto límite.

En conclusión, una marca es mejor que la otra según el uso que le quieras dar. VISA tiene un gran rango de aceptación, mientras que MasterCard ofrece el servicio anteriormente mencionado, lo que podría beneficiar a esas personas que realizan un gran número de compras en Internet.

Y tú, ¿cuál prefieres? ¡Déjanoslo en los comentarios! 😉