La tecnología a tu alcance

Hace ya 4 meses conocimos la noticia de que Microsoft desarrollaría un nuevo navegador por tercera vez, pero esta vez lo harían de la mano de Chromium, el motor que usan navegadores como Google Chrome y Opera. Y desde ese momento no hemos sabido nada del nuevo Edge hasta hace unos pocos días donde todo salió a la luz.

Dentro de los últimos días se han filtrado algunas imágenes de Chromium Edge por Internet debido a que algunos usuarios tenían acceso al Insider de Microsoft, y podíamos ver un navegador que era muy parecido a Chrome en muchos aspectos, pero con el tiempo fue evolucionando para tener su propio toque y personalidad como Fluent Design.

Parece que los usuarios no quedaron felices con solo unas imágenes filtradas, y tuvieron que pasar al siguiente nivel. @wbpluto publicó un link MEGA cifrado con una contraseña que compartía conteniendo los archivos del navegador Edge Chromium para que todos podamos descargar, o los que lo vieron a tiempo, ya que el tweet ha sido eliminado.


Hemos probado el nuevo Edge y te contamos la experiencia

Según recuerdo, comencé a usar Google Chrome hace ya bastantes años cuando tenía Windows XP y estaba surgiendo Windows 7, porque hasta esos tiempos lo único que conocía estaba dentro de las paredes de Internet Explorer, y desde que en ese momento cambié a Chrome, hasta ahora no me pude acomodar en ningún otro navegador.

Digo esto porque desde el momento en que entré y probé algunas funciones del navegador, raramente me sentí cómodo, quizá debido a que vengo de un navegador bastante similar o porque intenta seguir el Fluent Design o el estilo intuitivo propio de Windows 10 y Edge.

Probando y rebuscando entre todas las cosas del nuevo navegador, me encontré con un diseño bastante parecido al de Chrome, pero con una interfaz y funcionalidades mucho más simplificadas y mejoradas, como por ejemplo la sección de configuración, que está muy bien ordenada y separada en secciones.

También la página principal o de nueva pestaña es bastante significativa, dejándote personalizar todo con tan solo 3 botones que habilitan y deshabilitan partes como la sección de noticias, una imagen de fondo o los sitios más visitados.

Rendimiento y optimización

Aprovechando la situación, se hizo una prueba de rendimiento entre Google Chrome y Edge Chromium utilizando JetStream 2, un sitio web que hace 64 tests que incluyen todos los aspectos de renderizado y carga que un navegador hace, como por ejemplo con Typescript, Basic o Javascript.

Al finalizar las pruebas en ambos navegadores, Chrome consiguió una puntuación total de 69,615 puntos y Edge logró obtener 68,807 puntos. Sabiendo que cuanto mayor sea el resultado mejor, Chrome tiene menos de mil puntos de diferencia con Edge a comparación de otros navegadores como Firefox que tienen más de 10,000 puntos menos.

Chrome tiene un mejor rendimiento por muy poca diferencia, pero Edge todavía está en una fase de desarrollo, por lo que puede llegar a competir en rendimiento contra el propio desarrollador del motor, aunque habría que ver en el futuro los planes que se lleven a cabo y la optimización por la que pase Edge.

Aunque estos resultados se consigan a través de los mejores tipos de pruebas que haya a día de hoy, nada se compara a lo práctico o a probarlo con tus propios ojos. Entonces, de sorpresa, comprobé que en Edge la carga de cualquier sitio web es casi instantánea y pude navegar tranquilamente sin ningún cuelgue como sucede con la actual versión de Edge.

Una de las razones por las que no me podía desprender de Chrome era por culpa de todos los datos, barras de favoritos y contraseñas que tengo sincronizadas a mi cuenta de Google y, gracias a que ahora Edge se basa en Chromium, al abrir el navegador instantáneamente se reconoció la cuenta y pude tener todo lo que en este momento tengo en Chrome.

Esto también aplica a las extensiones que están disponibles en Chrome, debido a que se desarrollan en base al motor y no a un navegador específicamente, permitiendo que Edge ahora tenga acceso a las extensiones de la Microsoft Store y de Chrome Web Store con total compatibilidad y sin problemas.

El cambiar de Chrome a Edge como mi navegador de preferencia me daría la posibilidad de poder salir de un lugar amurallado y dar un paso fuera del control que Google tiene sobre mi privacidad e información. Y aunque todavía siga en el territorio de Google con Chromium, desde algo se empieza.


¿Qué te parece el nuevo Edge de Microsoft? ¿Lo usarás una vez salga? ¡Dínoslo en los comentarios! 😉