La tecnología a tu alcance

Esta semana Apple anunció de manera repentina la llegada de dos modelos nuevos de iPad: el iPad mini de 5ª generación y el iPad Air de 3ª generación, sustituyendo así a sus predecesores. Tras esto surgen algunas dudas sobre si merecen la pena estos nuevos dispositivos, dudas que queremos despejar con este artículo.

¿Qué ha cambiado respecto al iPad Air 2?

El iPad Air de segunda generación fue anunciado en octubre de 2014, haciendo que haya una diferencia de casi 5 años entre uno y otro. La pregunta principal que surge es: ¿hay realmente diferencia entre estos dos productos? La respuesta parece obvia, claro que la hay pero, ¿realmente es tan grande?

Procesador

Empezaremos por lo principal, que no es otra cosa que el procesador que integran. El iPad Air 2 cuenta con un chip A8X de 64 bits y un co-procesador de movimiento 8M frente al chip A12 Bionic de 64 bits del nuevo iPad Air 2019 con Neural Engine, el cuál le otorga una potencia y rendimiento superior, haciendo que haya una notable diferencia entre ambos.

Pantalla

Otra de sus principales diferencias es la pantalla, siendo mayor la del nuevo iPad Air 2019, contando con 10.5" frente a la segunda generación con 9.7". Ambas son Multi-Touch y LED, aunque la de nueva generación cuenta con la tecnología True Tone y una mayor resolución: 2.224x1.668 píxeles a 264 p/p frente a los 2.048x1.536 píxeles a 264 p/p del Air 2.

Cámara

En cuanto a la cámara, ambos dispositivos no se diferencian demasiado, cuentan con una cámara trasera de 8 Mpx, con una grabación en vídeo a 1080p HD. En la cámara frontal sí que podemos notar diferencia, ya que el Air 2 cuenta con solo 1,2 Mpx frente a los 7 Mpx del nuevo iPad Air 2019.

¿Qué tienen en común?

Ambos cuentan con la misma cantidad de botones, Touch ID como método de desbloqueo, y con la posibilidad de uso de Apple Pay. Ambos también incorporan dos altavoces estéreos integrados en la parte inferior y un jack de 3,5mm para poder enchufar nuestros auriculares.

¿Cuáles son las mayores diferencias?

La mayor diferencia entre ambos es la capacidad de poder hacer uso del Apple Pencil de primera generación y el Smart Keyboard, los cuáles son solo compatibles con el nuevo iPad Air 2019, haciéndolo mucho más versátil y más productivo que su antecesor, dejando por detrás al iPad Air de segunda generación.