La tecnología a tu alcance

Cuanto más tiempo tenga nuestro ordenador, Windows 10 cada vez será más lento para hacer cualquiera de las tareas que queramos. Además tardará bastante más tiempo en iniciar el sistema, sin contar con la posible aparición de diversos errores.

Por eso, te mostraremos algunos consejos para mejorar el rendimiento de tu PC con el sistema operativo de Windows 10, sin la necesidad de que tengas que descargar programas externos o ir más allá de las opciones que Windows 10 ya ofrece de forma nativa.

laptop computer time at 3:27

Comprobar actualizaciones y controladores de dispositivos

Aunque sea molesto esperar a que tu ordenador se reinicie y tengas que esperar hasta casi otro día para poder utilizarlo nuevamente, las actualizaciones y los controladores permiten conseguir el máximo potencial de tu ordenador, y permite que todo funcione correctamente. Además mejora la protección contra diversos tipos de malware y virus.

Todo eso sin contar con las nuevas e increíbles funcionalidades que pueden traer, como la última actualización de octubre de 2018, que trajo el modo oscuro para navegar por Windows 10 (si quieres saber más, hicimos un artículo hablando de ello).

Para buscar nuevas actualizaciones, te tienes que dirigir a Inicio > Configuración > Actualización y seguridad > Windows Update > Buscar actualizaciones. Si tu equipo no está en su ultima versión, te dará la opción de "Instalar ahora" y comenzará a descargar las últimas actualizaciones, para luego instalarse y reiniciar el PC para efectuar los cambios.

Si tienes todo actualizado, te debería aparecer esto.

Comprueba el uso de memoria RAM

La memoria RAM permite que todos los programas que estén activos funcionen correctamente, pero si se usa la mayoría de ella o el 100% continuamente, podría dar algunos problemas. Las aplicaciones abiertas podrían ir más lentas o dar errores, por lo que siempre hay que tener esto bajo vigilancia, especialmente si tienes solo 1 GB o 2 GB de RAM, algo insuficiente a día de hoy.

Una de las soluciones obvias y cara, es comprar más memoria RAM para permitir que todo funcione mucho mejor y no preocuparnos por un tiempo. Pero también podemos hacerlo de una manera más fácil y barata, en la que controlemos los procesos abiertos y cerremos los programas que no necesitemos.

Para controlar el uso de la memoria actual, presiona Ctrl + Alt + Supr y selecciona Administrador de tareas entre todas las opciones que te aparecerán. Una vez se haya abierto, selecciona Más detalles y ve a Rendimiento.

Administrador de tareas mostrando el uso de memoria RAM

En esa ventana podrás ver el rendimiento del procesador, memoria RAM, de los discos, Ethernet o Wi-fi, y de la GPU en caso de tener una. Todos los datos que aparecen ayudan a averiguar si el rendimiento de tu ordenador es el adecuado y qué tanto usa cada componente.

Si quieres conocer datos más detallados sobre qué es lo que usa todos esos recursos, puedes seleccionar la pestaña de "Procesos", que te mostrará los programas que están activos y cuánto usan de cada componente (CPU, memoria, GPU, etc.). Con eso puedes seleccionar qué procesos cerrar y ver qué no estás utilizando, para así mejorar el rendimiento de tu PC.


Comprueba y libera espacio en disco

Es posible de que si liberas espacio en tu disco duro, puedas mejorar el rendimiento de tu ordenador y la velocidad de lectura, pero tienes que tener cuidado con algunos archivos, ya que te pueden parecer inútiles bajo tu punto de vista, pero pueden ser imprescindibles para que algunos programas o funciones del sistema se ejecuten mejor y más rápido.

Si quieres borrar archivos de forma segura, puedes usar la herramienta de Windows para liberar espacio en Inicio > Configuración > Sistema > Almacenamiento. Aquí activa el sensor de almacenamiento y haz clic en "Liberar espacio ahora".

Si no ves que haya mejorado el rendimiento, puedes evaluar la situación en "Desinstalar programas que ya no uses o borrar archivos temporales", que además de generar registros, pueden ayudar a mejorar la velocidad de inicio de algunas aplicaciones (una vez eliminados pueden volver a regenerarse).

Opciones que te aparecerán para eliminar archivos basura recomendados por Windows

Si tienes la posibilidad de tener un segundo disco (interno o externo), puedes mover los archivos que no necesites a ese disco para mejorar el rendimiento del disco principal (en el que se ejecuta el sistema operativo de Windows 10) y no sobrecargarlo.


Deshabilita programas de inicio necesarios

Cuando veas que tu sistema tarda mucho tiempo en iniciarse y estar listo para usarse, tendrías que revisar los programas que se inician junto a tu ordenador, para liberar un poco la carga y ejecutarlos cuando verdaderamente lo necesites.

Para hacer eso puedes fijarte en los programas abiertos en la barra de tareas y cerrar los que no necesites en ese momento, pero tendrías que hacerlo todas las veces que inicias Windows, por lo que la mejor opción es hacerlo una vez y que quede definitivamente esta configuración (obviamente esto se puede revertir).

Para eso tienes que ir nuevamente al Administrador de tareas y seleccionar la pestaña Inicio, en el que aparecen listados todos los programas que pueden iniciarse, si están habilitados o no para hacerlo y el impacto que tienen. Desde aquí ya tienes la opción para indicar qué programa quieres que se inicie al encender tu PC.


Busca y elimina malware y virus

Una de las principales causas del mal funcionamiento de tu PC o que tenga mucha lentitud, puede provenir de malware oculto dentro de la infinidad de carpetas que hay en el sistema.

La mejor manera de analizar si tu ordenador tiene algún virus o malware es usando y ejecutando software antivirus y antimalware, que revisará todos los documentos y procesos activos en el equipo y eliminará los archivos maliciosos, haciendo que seguramente mejore el rendimiento.

Ten en cuenta que por defecto tienes Windows Defender, que es muy útil de por sí y no necesitas instalar ningún otro antivirus. En el caso de tener otro antivirus, recuerda activar solo uno y desactivar el resto para no generar conflictos.


Ajustar apariencia y rendimiento de Windows

Hay ciertas opciones en la configuración de Windows que no impactan directamente el funcionamiento y el rendimiento, pero sí son verdaderamente útiles si tu ordenador tiene pocos recursos para funcionar. Aunque se sacrifican algunos aspectos gráficos y la batería (en caso de usar un portátil).

Configuración recomendada para mejorar el rendimiento

Para ajustar la apariencia, busca en inicio: "Ajustar la apariencia y el rendimiento de Windows", luego ve a la pestaña de "Efectos Visuales" y selecciona la opción de "Ajustar para obtener el mejor rendimiento". Finalmente aplica los cambios y cierra la ventana.

Una vez hayas seleccionado esa opción, ve al Panel de control >  Opciones de energía y selecciona la opción de máximo rendimiento. Si quieres puedes cambiar las opciones del tiempo de inactividad para que se apague la pantalla y se suspenda el ordenador, pero eso depende de ti.


Detener la sincronización con OneDrive

OneDrive es un servicio de Microsoft que te permite guardar archivos de tu ordenador en la nube para no perderlos nunca, pero puede resultar molesto la mayoría del tiempo por su constante sincronización, que consume muchos recursos de red y del disco de almacenamiento.

Para detener la sincronización con OneDrive, puedes cerrar constantemente el proceso de la aplicación o puedes hacer clic en el icono de OneDrive en la barra de tareas y seleccionar Más > Pausar sincronización y elegir el tiempo, o puedes hacer la misma técnica que te hemos enseñado anteriormente para deshabilitar el Inicio de la aplicación automáticamente en el administrador de tareas.

Los cambios no se efectuarán al momento y puede que no sientas una mejora, pero prueba a reiniciar el ordenador para ver si hay una mejora de rendimiento sin el funcionamiento constante de OneDrive.


person using silver laptop computer on desk

Nosotros te hemos dicho algunas de las mejores maneras para optimizar el rendimiento tu dispositivo, pero hay otras opciones viables que recomienda Microsoft para mejorar nuestra experiencia en Windows 10 sin necesitar usar otros programas externos.

¿Te han servido nuestros consejos? ¿Qué otras ideas tienes para mejorar el rendimiento de tu ordenador? ¡Dínoslo en los comentarios! 😉