La tecnología a tu alcance

Todos conocemos a las marcas que reinan en el ecosistema Android, sin embargo, es momento de que empiecen a temblar. Cada día vemos cómo empiezan a popularizarse nuevas marcas que presentan dispositivos rompedores, competidores reales a otros dispositivos que parecían imbatibles en el mercado.

Este es el caso de OPPO, una compañía que apuesta por la innovación y la buena calidad de sus dispositivos y ha conseguido hacerse un hueco en el difícil mercado actual de los smartphones.


Especificaciones técnicas

Pantalla AMOLED de 6,4 pulgadas con resolución 2340 x 1080 (402 ppi)
Procesador Snapdragon 710
RAM 6 / 8 GB
Memoria interna 128 / 256 GB
Peso 185 g
Cámara Frontal 16 MP (retráctil y con flash)
Cámara Trasera 48 MP + 5 MP (Dual Sony IMX586)
Batería 3765 mAh (con carga rápida)
Seguridad Huella dactilar en pantalla y reconocimiento facial
Sistema Operativo Color OS 6 (Android 9 Pie)
Conectividad 4G+, NFC, Bluetooth 5.0, WLAN 2,4 / 5,1 / 5,8 GHz
Otros Jack 3.5mm, USB-C

Diseño: un smartphone fuera de lo común

Parte frontal del OPPO Reno y funda complementaria. Fuente: Imagen propia.

Si me preguntasen dónde es más difícil de innovar en un smartphone, claramente mi respuesta sería que en el diseño. Desde hace años todas las marcas van imitando los diseños de unas y de otras, sin llegar a captar un estilo propio y dejando el mercado con cientos de modelos iguales.

En OPPO se nota que el diseño es un aspecto que cuidan mucho, y claramente vemos que se han desmarcado un poco de la tendencia actual de diseño que siguen la mayoría de marcas. Es necesario aplaudir también la decisión de prescindir del 'notch', dejando un terminal que es prácticamente todo pantalla.

Parte trasera del OPPO Reno. Fuente: Imagen propia.

La parte trasera remata lo que ya percibimos en la parte frontal del dispositivo. Nos encontramos ante un acabado digno de cualquier terminal 'premium', una parte trasera de cristal donde destaca una banda central con un distinto acabado que cambia de tono de color según se refleje la luz.

Otra decisión muy acertada y que refleja ese especial detalle en el diseño son las cámaras traseras, que como se puede observar, no sobresalen del cuerpo del dispositivo. Esto último no solo favorece al terminal estéticamente, sino que también protege las lentes cuando dejemos el terminal en una superficie plana.

A pesar de que más adelante nos centraremos en analizar las cámaras de este dispositivo, en el apartado de diseño es imposible no hacer mención de la solución retráctil para la cámara delantera, donde también se ubica el flash para las cámaras traseras.

Cámara retráctil del OPPO Reno. Fuente: Imagen propia.

No solo se trata de una solución perfecta para evitar añadir un 'notch', sino que además su diseño es peculiar e inteligente. Estamos acostumbrados a ver que los fabricantes que apuestan por este tipo de soluciones, simplemente crean un mecanismo que salga hacia arriba.

Esto último no solo es lento, sino que además deja en peligro la integridad del mecanismo. La solución que podemos ver en este OPPO Reno es perfecta, y ojalá otros fabricantes sigan los mismos pasos. Si te preguntas por qué es mejor que las otras soluciones de otras marcas, aquí van algunas razones

  • Obviamente el mecanismo hace algo de ruido, es inevitable, pero al hacer un recorrido menor es menos ruidoso.
  • La idea de hacerlo "deslizante" y no optar por un mecanismo que simplemente suba y baje también hace que sea más rápido. La cámara está lista para usarse en menos de un segundo, algo que permite que no perdamos la oportunidad de hacernos la foto perfecta y en el momento adecuado.
  • El mecanismo es mucho más resistente ya que no se expone completamente la pieza del cuerpo al exterior. Desde la compañía aseguran que el mecanismo puede funcionar sin problemas durante cinco años.

Lo único que no me ha gustado es la solución y disposición empleada en el altavoz frontal del dispositivo. Para poder escuchar completamente bien cuando lo tienes en la oreja tienes que ir buscando el punto justo donde el sonido se propaga correctamente, algo a lo que te acabas acostumbrando después de responder a varias llamadas o escuchar varios audios.


Fotografía: no te cansarás de hacer fotos

Fotografía realizada con el OPPO Reno en Oporto. Fuente: Imagen propia.

Tal vez no nos encontremos ante una de las mejores cámaras del mercado, pero puedo asegurar que tampoco te defraudará. Con la gran calidad de la cámara dual trasera de 45 MP y 5 MP, y con la ayuda de la inteligencia artificial, conseguiremos unos resultados sencillamente increíbles.

Podemos ver la gran calidad de la imagen, así como su fantástica nitidez. Tal vez se echa en falta unos colores más cálidos para que se adapte mejor a la realidad, pero los pequeños detalles como la captura de las sombras hacen de este OPPO Reno un compañero fotográfico estupendo.

¿Quieres ver más fotos realizadas por mí con el OPPO Reno? Simplemente haz clic aquí para entrar a la galería de fotografías sin comprimir.

También he querido echarle un vistazo al modo noche, una característica que nos permitirá iluminar cualquier escena sumergida en la oscuridad. He de decir que es bastante lento y no es perfecto, pero también he de admitir que es un resultado mucho mejor de lo que me esperaba.

Debo también destacar que existen algunas condiciones en las que la inteligencia artificial de la cámara se vuelve un poco loca y no aplica la configuración correcta, algo que me ha obligado a cambiar el modo manualmente en alguna ocasión.

El modo retrato tiene algunas imperfecciones y no es tan preciso como los que otros fabricantes ofrecen, no obstante el resultado final tampoco se puede calificar como algo malo, simplemente es aceptable.

Similares resultados pueden obtenerse en el modo retrato que también incluye la cámara delantera, algo que empaña un poco la experiencia fotográfica con el terminal y que debería mejorarse en futuras versiones.

La cámara frontal nos permitirá hacer sorprendentes selfies gracias a la lente de 16 MP, cuya calidad en la mayoría de situaciones (incluidas en la oscuridad) es bastante buena.

Cámara frontal retráctil del OPPO Reno en acción. Fuente: Imagen propia.

A todo esto hay que sumarle el novedoso diseño de la "pestaña deslizante" que comentábamos antes, algo que no impedirá captar los momentos que precisemos de una forma rápida.

La aplicación de la cámara tiene una interfaz intuitiva, sencilla y práctica. Nos permite configurar todos los aspectos de la cámara, así como cambiar rápidamente de modo y activar diversas funcionalidades.


Batería: olvida el cargador en casa porque no lo necesitas

Otra de las características que es importante analizar en un dispositivo es la duración de la batería. En este OPPO Reno encontramos una batería con una capacidad de 3765 mAh, algo que a simple vista parece ser escaso pero que para nada es la realidad.

Tendremos batería para un día entero si realizamos un uso intensivo del dispositivo. En el caso de realizar un uso menor, la batería podrá durar incluso más de un día. Más adelante encontrarás mi experiencia con el dispositivo tras varios días de uso, donde represento de mejor forma la duración de la batería.

Gracias a la carga rápida VOOC 3.0, si cargamos el dispositivo durante 15-30 min podremos salvarnos de quedarnos sin dispositivo durante unas cuántas horas, algo imprescindible si debido a nuestro trabajo o situación personal dependemos de nuestro teléfono.


Rendimiento: es muy bueno, pero podría haber sido mejor

El rendimiento es más que suficiente, pero puede que el Snapdragon 710 no sea la mejor opción para un dispositivo de estas características que se encuentra prácticamente en la gama alta. Nos hubiera gustado más ver un procesador de la gama 800 que encajaría mejor en el dispositivo.

Tampoco esto último debe precipitarnos a llegar a la conclusión de que el resultado final es malo, sino todo lo contrario, es satisfactorio pero está claro que la serie superior podría sacar más jugo a este terminal.

Se encuentran disponibles dos versiones en cuanto a almacenamiento: 128 GB y 256 GB, algo que encontramos también en la memoria RAM: 6 GB y 8 GB. Ambas opciones nos ofrecerán un rendimiento más que bueno.


Sistema operativo: otras marcas deberían seguir su ejemplo

Soy de esas personas que preferiría que los fabricantes ofreciesen una experiencia de Android pura, sin ninguna capa de personalización. Sorprendentemente la capa de personalización de OPPO, cuyo nombre es Color OS y que se encuentra en su versión 6, me ha dejado con muy buen sabor de boca.

Es una capa de personalización con un diseño plano, donde se destaca la mezcla y combinación de colores haciendo honor a su nombre. No está sobrecargada ni contiene diseños de iconos raros y extravagantes, conservando así la experiencia 'stock' de Android y añadiendo unos cuantos toques de calidad.

Pantalla de "Asistente inteligente" de Color OS en el OPPO Reno. Fuente: Imagen propia.

Color OS también añade una pantalla llamada "Asistente inteligente" a la que podremos acceder deslizando hacia la derecha desde la pantalla de inicio. Esta pantalla es muy útil ya que encontraremos pequeños 'widgets' que nos mostrará diversos tipos de información de una forma escueta y rápida, pudiendo editar lo que aparece en esta pantalla a nuestro gusto.


Otros: todos los extras que puedas pensar y más

Vamos a imaginar que te estás comprando un coche. Claramente si te ofrecen todos los extras a un precio muy ajustado no dudo en que te lo comprarías, y esto es lo que pasa con el OPPO Reno.

OPPO Reno junto a la funda incluida. Fuente: Imagen propia.

Por un precio muy ajustado podemos encontrar todos los extras que podemos esperar en un smartphone:

  • Sensor de huellas dactilares dentro de la pantalla.
  • Reconocimiento facial.
  • Pantalla OLED
  • Jack de 3.5mm para conectar nuestros auriculares
  • Cámara retráctil
  • Funda incluida

Conclusiones: mi experiencia tras 20 días de uso

No hay mejor manera de probar un smartphone que convertirlo en tu teléfono personal, y eso es lo que hice. Durante 20 días lo convertí en el centro de mi vida virtual y no hay duda de que es simplemente genial.

Está bien, no es perfecto ni ningún smartphone lo es, y tal vez tardas en acostumbrarte a ajustar el teléfono al oido cuando estás en una llamada o a que de repente aparezca una cámara de la nada; tal vez también falta ajustar la inteligencia artificial de la cámara y mejorar la velocidad del sensor de huellas en pantalla, pero la experiencia general no defrauda.

Menú de aplicaciones del OPPO Reno. Fuente: Imagen propia.

El dispositivo no llega a ser de alta gama, pero tampoco puede clasificarse en la gama media, es un terminal que se encuentra en una gama indeterminada pero que te deja con un muy buen sabor de boca. Su diseño innovador y cuidado no tiene nada que envidiar a los dispositivos que se encuentran en la gama más alta y que se suelen toman como referentes.

OPPO no solo ha sabido crear un diseño especial en un mar de clones, sino que ha creado un dispositivo muy equilibrado y competitivo que manda un claro aviso: OPPO ha llegado al mercado y está para quedarse.

Trasera del OPPO Reno. Fuente: Imagen propia.

La batería es otro gran punto, ya que tuve la oportunidad de llevármelo de viaje a Portugal conmigo y lo exprimí al máximo. Tras todo el día en la calle haciendo fotos, buscando sitios en Google Maps y manteniendo el contacto con diversas personas, aún me iba a la cama con un 10% de batería, algo que activando el modo de ahorro de energía especial del dispositivo podía extender su duración alguna hora más.

Si tuviera que quedarme con él como teléfono personal permanentemente, os aseguro que estaría más que satisfecho. La relación calidad-precio es excelente para todo lo que incluye, ya que estamos hablando de un terminal que actualmente se encuentra por un precio de 500€.


Pros 👍🏻

  • Diseño innovador.
  • Materiales y construcción de calidad.
  • Cámara retráctil increíblemente bien diseñada.
  • Batería duradera con carga rápida.
  • Fotografías más que correctas.
  • Relación calidad-precio excelente.

Contras 👎🏻

  • Cuesta acostumbrarse a la posición del altavoz delantero para escuchar correctamente llamadas y audios.
  • La serie 800 de Snapdragon hubiera dado un extra de rendimiento al dispositivo.
  • Inteligencia artificial de la cámara mejorable.

¿Qué te ha parecido el OPPO Reno? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios! 😊