La tecnología a tu alcance

Seguro que si has estado pensando en comprar un ordenador portátil te has percatado de la existencia de los ordenadores convertibles. De momento es una opción que no eligen demasiadas personas, pero hemos de lanzar una lanza a favor de este tipo de dispositivos, ya que nos pueden ser mucho más prácticos que un portátil convencional en muchísimos casos.

Pantalla táctil: algo que se convertirá en imprescindible

Hace poco tuvimos la oportunidad de probar uno de estos portátiles convertibles, nunca había probado uno de estos en mi día a día. Lo primero que me extrañaba era poder tocar la pantalla del ordenador, cosa que siempre intento evitar para no dejar mis huellas. Una vez que la empiezas a utilizar, se convierte en algo que no te cansas de utilizar, es más, la echas de menos si no la utilizas.

Seguro que muchas veces has querido tener la misma velocidad que tienes en tu dispositivo móvil interactuando con una página en tu ordenador, sin embargo, el ratón nos impide esa rapidez al interactuar. Incluso podemos combinar ambas cosas, algo que agiliza muchísimo algunas interacciones.

Este es el HP Pen, compatible con algunos portátiles convertibles de HP.

No hay que olvidar que disponer de una pantalla táctil también nos permite utilizar un lápiz táctil, incluso algunos de ellos tienen compatibilidad con lápices digitales de alta precisión. Esto puede venir muy bien a diseñadores, artistas e incluso a estudiantes que quieren tomar notas y ahorrar papel.

Multimedia: consume multimedia con el ángulo perfecto

Si te gusta ver series o películas, o bien eres de las personas que les saca partido a su cuenta de Netflix, con un dispositivo convertible lo pasarás de miedo, ya que podrás ajustar a tu medida la pantalla.

HP Spectre x360 en modo vertical

Gracias a la versatilidad de este tipo de dispositivos puedes ponerlo en modo tablet, o bien, en modo vertical. Tú serás quien maneje tu propia "pantalla de cine", solo te faltarán las palomitas🍿.

Pocas diferencias en el resto con los portátiles convencionales

Realmente no hay grandes diferencias con el resto de aspectos que nos puede ofrecer un portátil convencional, exceptuando algunas sensaciones extrañas que podemos sentir con algunos periféricos.

Tal vez puedan notarse pequeñas diferencias con el tacto del teclado y del trackpad, ya que el diseño para permitir el modo tablet y vertical hay que sacrificar algo, pero la verdad que las diferencias son mínimas.

En cuanto al precio, tal vez los portátiles convertibles se sitúen en un rango de precios superior, pero no suponen una gran diferencia. Si ya estamos dispuestos en hacer un fuerte inversión en un portátil, tal vez ese poquito más merezca la pena.

Conclusión final

Si eres estudiante, artista, te gusta consumir multimedia, o bien, crees que una pantalla táctil en tu ordenador puede ayudarte en tu día a día con tu dispositivo, no te lo pienses, prueba a utilizar un portátil convertible.