La tecnología a tu alcance

Si tienes una impresora de tinta, sabrás bien que la tinta se ha convertido en oro líquido, ya que casi sale más rentable comprarse una nueva impresora que comprar unos nuevos cartuchos de tinta. Es aquí donde la mayoría de personas se plantea una pregunta: ¿Por qué la tinta es tan cara?

El negocio no está en la impresora

La verdad es que las compañías que fabrican y venden impresoras de tinta apenas tienen beneficio con su venta, es más, a veces pierden dinero por venderlas a un precio tan reducido.

El truco de este negocio radica en la tinta. La ganancia de los fabricantes reside en las ventas de los cartuchos de tinta que inevitablemente deberás comprar tarde o temprano, además no puedes cualquier cartucho, sino el que vende de forma oficial el fabricante.

Desde hace unos años atrás, existen establecimientos que venden "cartuchos reciclados", también vulgarmente conocidos como "cartuchos pirata". Son cartuchos más baratos fabricados por terceros independientes a los fabricantes.

Sin embargo, cada vez es más difícil hacer uso de cartuchos no oficiales. Muchos fabricantes incluyen microchips en sus cartuchos para que la impresora detecte que dichos cartuchos son originales y puedan ser utilizados. Muchas compañías respaldan esta decisión argumentando que esto lo hacen para asegurar el correcto funcionamiento de la impresora.

El dilema de los cartuchos reciclados

Aunque los fabricantes lo pongan cada vez más difícil, existen cartuchos fabricados por terceros con microchips para que tu impresora los admita y te puedas ahorrar algún dinerillo.


Captura de pantalla de Boldbeast

Pero claro, teniendo en cuenta que la tinta es la principal vía de los fabricantes de impresoras para obtener beneficios, primero hay que encontrar el cartucho no oficial perfecto y compatible con tu impresora. Aquí te ponemos algunos ejemplos de webs que venden este tipo de cartuchos:

El dilema de los fabricantes con los cartuchos no oficiales ha llegado a tal punto que, en Estados Unidos, ha llegado hasta los tribunales. Una famosa marca de impresoras denunció que el uso de estos cartuchos no oficiales con microchips que simulan a los originales, violaban sus derechos de autor. No obstante, el tribunal falló en su contra.

¿Cómo puedo ahorrar en tinta?

Después de ver que el negocio de los fabricantes está en la tinta que ellos mismos venden, seguro que te preguntas cómo podemos ahorrar en tinta. Pues aquí te ofrezco algunos consejos que te serán de gran ayuda:

  • Compra cartuchos no oficiales: te hemos propuesto algunos sitios donde comprarlos un poco más arriba.
  • Compra packs de cartuchos XL: si prefieres ir a lo sencillo y comprar los cartuchos originales, será mejor que gastes un poquito más de dinero en los paquetes XL que vienen con más tinta que los normales.
  • Cámbiate a una impresora láser: las impresoras láser utilizan toner, algo mucho más económico si por ejemplo tu principal necesidad es la de imprimir documentos monocromáticos.

¿Qué piensas de todo esto? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios! 😉