La tecnología a tu alcance

Un dispositivo portátil con pantalla dividida y un software que difiere del Windows 10 tradicional, "parece que Microsoft no aprende...", es lo primero que pensé cuando vi el anuncio del Surface Neo. Era fácil para mí hacer una similitud con aquella Microsoft que abandonó el mercado móvil hace poco más de un año.

Con la salida del Samsung Galaxy Z Flip, como caso más reciente, quizá ver una pantalla que está dividida mediante una bisagra no es lo más "aceptado", esto se debe a que se nos está acostumbrando a que si una pantalla ha de ser grande ( y caber en un bolsillo) tiene que ser plegable. A los de Redmond, esto no parece importarles mucho y lo demuestran con la "nueva" distribución de Windows 10.

Y es que "Windows 10X ha sido diseñado y optimizado para dispositivos con pantalla doble", decía Carmen Zlateff, una de las encargadas del equipo de programación de esta "nueva" distribución.

Un primer contacto con Windows 10X

En la SDK a la que ha dado acceso Microsoft a los usuarios que participan el programa Insiders, Windows 10X no parece tener una curva de aprendizaje realmente compleja. La navegación y la funcionalidad se sienten familiares a las de la versión original lo cual hace que sea un punto a su favor para aquellos usuarios que lo utilizan en su día a día.

Fuente: Imagen propia.

Cuando se realizó la presentación del SO, una de las cosas que más destacaba era la fluidez a la hora de realizar todo tipo de acciones, lo cual resultaba realmente agradable, el problema de hacer una prewiew en un emulador es que no todo está lo 100% optimizado que nos gustaría. A esperas de poder verlo en marcha en un dispositivo en el que venga de manera nativa, esta es una característica de la que no podemos opinar.

Apariencia centrada en el minimalismo

Minimalista, si se me pidieran definir la interfaz de manera breve, esa sería la palabra. Windows 1o siempre ha mantenido una estética muy "rectangular", tanto iconos como configuraciones están enmarcados de esta forma, Windows 10X sigue esta misma linea.

Un aspecto que lo diferencia de su predecesor es que en el escritorio (si se le pude considerar así), no existe la posibilidad de colocar accesos directos, esto tiene una explicación más compleja que daremos a continuación, lo cual da una sensación de vacío. A todos los programas o aplicaciones se debe acceder mediante la barra blanca que hay situada a la parte inferior de la pantalla.

Fuente: Imagen propia.

Ejecuta aplicaciones de cualquier entorno de Windows

Windows 10X da soporte a aplicaciones de escritorio Win32 tradicionales, Aplicaciones para la Plataforma universal de Windows (UWP) y Aplicaciones web Progresivas (PWA). Con esta declaración, podemos afirmar que Windows 10X se distancia bastante de ser un posible sucesor de Windosw 10 Mobile.

Para lograr la ejecución de este tipo de aplicaciones, la nueva versión del sistema operativo hace uso de un "contenedor" donde se mantendrán de manera aislada haciendo que no puedan causar bloqueos o problemas de seguridad. De esta manera también se resuelve el problema de que los desarrolladores tengan que verse obligados a realizar modificaciones en estas para poder adaptarlas.

En las imágenes anteriores se puede observar o intuir el contenedor que hemos mencionado cuando se accede a una de las aplicaciones Win32. En la pantalla se observa cómo el sistema operativo manda a un "segundo plano" aquellas que no lo son.

Anteriormente comentábamos que en Windows 10X no se podían usar iconos de escritorio, la explicación a esto está en que el entorno "simplificado" con el que se facilita el uso de aplicaciones Win32 causa esta limitación, de la misma manera, complementos del Explorador de archivos y programas de inicio de escritorio también se verán afectados. El SO también podrá cerrar aquellas aplicaciones que se encuentren en segundo plano.

Actualizaciones más rápidas y una mayor seguridad

Mediante el nuevo modelo de funcionamiento de "solo lectura", Windows descargará las actualizaciones del SO y cambiará a la nueva versión cuando se realice un reinicio del dispositivo.

Por otro lado el hecho de que las aplicaciones tipo Win32 se ejecuten en este "contenedor" impide que puedan entrar en contacto con los ficheros de Windows pudiendo alterarlos en el proceso, de esta manera se impide o reducen posibles bloqueos o el ataque de malwares del tipo Rootkit.

¿Qué podemos esperar?

En definitiva, Windows 10X promete ser un Windows 10 más "lite" pero con plena funcionalidad y más portable que nunca. El hecho de que esto sea así tranquiliza y da esperanzas para que futuros dispositivos que entren al mercado con este sistema operativo instalado de manera nativa, como el Surface Neo.


¿Qué opinas de esta nueva apuesta por parte de Microsoft? ¡Deja tu opinión en los comentarios! 😉