La tecnología a tu alcance

¿Te han robado o has perdido tu dispositivo? Vamos a intentar recuperarlo y evitar problemas con tu cuenta.

Primero, puedes probar a localizarlo con el "Administrador de dispositivos de Android". Accede a este link: android.com/find con la cuenta de Google que tenías en tu dispositivo robado/perdido. Desde ahí podrás bloquearlo, borrar sus datos y localizarlo. Ten en cuenta que para localizarlo, el dispositivo debería tener la ubicación activada y disponer de una conexión a internet en el momento al que accedes al Administrador de dispositivos de Android.

¿Qué hacer si consigues localizar el dispositivo?

Sal en su búsqueda (si se encuentra cerca de tu ubicación) o llama  inmediatamente a las autoridades de tu país y explícales tu situación.  Te recomiendo que bloquees y establezcas una contraseña al dispositivo desde el "Administrador de dispositivos de Android" pulsando en "Bloquear".

Junto a la opción de establecer la contraseña, se te dará la  posibilidad de definir un mensaje con un texto personalizado y de poner  otro número de contacto para poder llamarte. Sin duda, esta es la mejor forma de rastrear un teléfono por internet desde el PC.

¿Qué hacer si no localizas el dispositivo?

Algunos dispositivos antiguos pueden que no tengan activados los permisos para realizar las acciones de borrado y bloqueo. Si desde el Administrador de dispositivos de Android no  se te permite ni bloquear ni borrar tu dispositivo, me temo que tendrás  que pasar directamente a intentar localizar el dispositivo a través  del IMEI.

Si después de consultar el "Administrador de dispositivos de Android" no lo has podido localizar, (si es un teléfono) llama a tu propio número por si alguna buena persona lo  ha encontrado. Si no contesta a tu llamada tras varios intentos, me  temo que deberemos darlo por perdido. Vamos a impedir que el ladrón tenga acceso a la información de nuestra cuenta ni a la de nuestro dispositivo:

  • Borra los datos de tu dispositivo pulsando en "Borrar" en el "Administrador de dispositivos de Android". Al realizar esta acción, se borrará toda la información de tu dispositivo, incluyendo el acceso a tu Cuenta de Google.  No es necesario cambiar la contraseña de tu cuenta tras realizar este  paso dado que los datos de acceso a tu cuenta no podrán ser recuperados  por el ladrón. De todas formas si te vas a quedar más tranquil@, puedes  hacerlo a través de este enlace: Contraseña - Mi cuenta de Google.
  • ¡Atención!: Si retiras el acceso del dispositivo robado desde Seguridad: dispositivos - Mi cuenta de Google, no podrás volver a acceder al "Administrador de dispositivos de Android" para  intentar localizarlo, borrar sus datos o bloquearlo.

Todos los pasos  descritos anteriormente, requieren que el dispositivo esté conectado a internet. Si  en el momento que realizas los pasos no está conectado a internet, las  acciones se realizarán en cuanto el dispositivo se conecte a cualquier  red.

Si tienes el IMEI apuntado también nos  puede ayudar a recuperar nuestro dispositivo, ya que la operadora y las  autoridades de tu país pueden localizar tu dispositivo siempre que no  esté bloqueado ni apagado. El IMEI es un código que identifica al  dispositivo de forma exclusiva a nivel mundial, y es transmitido por el  dispositivo a la red.

Esto quiere decir, entre otras cosas, que la  operadora que usemos no solo conoce quién y desde dónde hace la llamada  (SIM), sino también desde qué terminal lo hizo (IMEI). Ten en cuenta que  también depende de lo predispuesta que esté la operadora en hacerlo.  Considera que la mayoría de proveedores venden terminales y recuperar  uno implica una probable venta menos.


Para recuperar el IMEI del dispositivo, deberemos acceder al siguiente link con la cuenta que está en el dispositivo robado/perdido: Panel de Control de Google - Mi Cuenta y pulsar sobre "Android". Una vez pulsado se desplegarán los datos de nuestro dispositivo, incluyendo el IMEI.