La tecnología a tu alcance

Los tests para medir la velocidad de internet son herramientas muy útiles que sirven para comprobar si llega toda la velocidad ofrecida por tu operadora.

Aclaración: a lo largo de este articulo me referiré a las operadoras de internet por sus siglas en inglés ISP.

¿Qué son los test de velocidad?

Estos tests son las mejores herramientas para comprobar la velocidad de tu conexión. Y así, por ejemplo, si tu navegador va lento es una buena manera de comprobar si es un problema de tu ordenador o es el ISP quien tiene un fallo en su servicio.

Este tipo de tests miden 3 aspectos diferentes de tu conexión: el ping, la velocidad de subida y la velocidad de descarga. Es importante que se midan las dos velocidades por separado ya que, antes lo más común era ofrecer más velocidad de descarga; aunque en los últimos años es muy común que, en el caso de fibra óptica, los ISPs ofrezcan conexiones simétricas, es decir, la misma velocidad de subida y de descarga.

¿Cómo funcionan estos tests?

Lo primero que sucede al iniciar el test es que la página elige el servidor más cercano a tu ubicación. A continuación, envía una señal al servidor y espera a que este responda. Este proceso sirve para conocer el ping y se mide en milisegundos.

Después de tener el ping, la página comienza a descargar paquetes de datos desde el servidor hasta nuestro ordenador. Durante este proceso se miden dos factores, el tiempo que tarda en descargar los datos y los recursos de red utilizados.

Unifi switch
Photo by Thomas Jensen / Unsplash

En caso de que el cliente detecte que tu conexión puede dar más de si comienza a abrir nuevas conexiones. A mayor número de conexiones mayor será la velocidad de descarga; por ejemplo, no es lo mismo una carretera de dos carriles que una de cuatro, ya que, cuantos más carriles más coches pueden circular a la vez. Y esto sucede de la misma manera en un envío de datos por internet.

Finalmente, solo queda realizar la prueba de subida, realmente es lo mismo que la de descarga solo que en vez de recibir los datos del servidor, es nuestro ordenador quien los envía.

¿Son realmente precisos?

Sí y no. Hay muchos factores que pueden afectar a una conexión. Los tests de velocidad tienden a elegir los servidores más cercanos a nuestra ubicación, de esa manera los paquetes de datos no tienen que recorrer distancias tan largas y nos daría una mayor velocidad de conexión.

Es cierto que grandes empresas como Netflix utilizan CDNs, en resumen un CDN se encarga de redirigirte al servidor más cercano a tí para poder disfrutar de una mayor velocidad, pero puede haber blogs u otros sitios que no utilizen esta tecnología y que por ello la velocidad a la que cargue su página tarde más; ya que no es lo mismo viajar desde España a París que a Nueva York.

Tampoco es lo mismo hacer el test únicamente teniendo esa pestaña abierta en el navegador que estando viendo youtube o descargando algún juego, ya que no podrá abrir más conexiones y entonces no llegará a la máxima velocidad disponible.

Por último, hay que tener en cuenta que las conexiones por cable suelen ser más veloces que por Wi-Fi, ya que hay menos interferencias. Tampoco se puede comparar hacer un test de velocidad por Wi-Fi al lado del router o desde otra habitación, donde la intensidad de la señal será menor.